La polémica de las franquicias: ¿es responsable la empresa matriz de l@s emplead@s de la empresa franquiciada?

La polémica de las franquicias: ¿es responsable la empresa matriz de l@s emplead@s de la empresa franquiciada?

Comparte este post

En los últimos tiempos el trabajo de plataformas ha sido el foco del debate sobre los falsos autónomos hasta el punto de motivar la preparación de una nueva Directiva europea. Sin embargo, podemos identificar otros asuntos similares que también merecen cierta atención. Un ejemplo es el trabajo en régimen de franquicias donde la empresa matriz y la auxiliar en principio son jurídicamente independientes y, por este motivo, no comparten responsabilidades laborales. De hecho, este tipo de contratos mercantiles están muy generalizados en el ámbito de la restauración, tiendas de alimentación y de conveniencia, etc. (Álvarez, 2017).

Una de las principales dificultades consiste en que la franquicia no tiene una regulación en el Estatuto de los Trabajadores, ahora bien, este silencio no implica que no se tomen en consideración los principios generales de la legislación laboral y la definición legal de persona trabajadora (artículo 1 del ET). En el supuesto que la empresa matriz no tenga trabajadores a su cargo nos podemos encontrar con una prestación personal que hará equivaler el contrato de trabajo con el contrato de franquicia (Vid. Todolí). Precisamente, sobre las franquicias podemos identificar tres nuevos hitos laborales.

El primer hito se refiere a que se han producido nuevos fallos judiciales que concluyen que existe relación laboral encubierta entre los trabajadores autónomos y las empresas vinculadas por la franquicia. Destacamos la STSJ de Cataluña, de 31.1.2020 (Rº 5377/2019) que declara que hay relación laboral entre la empresa franquiciada o auxiliar (Lorent Maketing) y sus colaboradores. Y ello pese a que estos venían siendo considerados como trabajadores autónomos. Se afirma que la empresa auxiliar es una sociedad pantalla instrumentada por la matriz para desarrollar su actividad comercial, concluyendo que ésta utiliza la estructura formal de los contratos de franquicia y agencia para crear una apariencia de relación contractual con una serie de empresas a través de las cuales desarrolla su propia actividad.

Respecto del control realizado por la empresa matriz, se dice en la Sentencia que es un control impropio, pues se aproxima a la dependencia laboral. En concreto, los responsables de la matriz dirigían a los gerentes (titulares de la franquicia) instrucciones relativas al modo de contratación de los nuevos comerciales, que debía realizarse siempre a través de Infojobs. Asimismo, los responsables de la matriz organizaban reuniones que denominaban “llamada de cuartito” con los gerentes que no alcanzaban determinados objetivos y fijaban criterios de gestión contable de las empresas referidos a cuentas de reservas, prioridades de pagos y gestión de balances. Si bien las empresa franquiciada decidía qué vendedores debían ser asignados a cada zona de venta y la ubicación de las mismas, la asignación de zonas posteriormente era autorizada por la matriz que seguía para ello criterios de disponibilidad.

Más interesante es la STSJ de La Rioja de 22.10.2020 (Rº 139/2020) que declara que 139 colaboradores son falsos autónomos y que deben ser calificados como personas empleadas de la empresa matriz. Al igual que en el trabajo de plataformas, aparece el elemento de la disponibilidad no retribuida de los colaboradores. Además, el incumplimiento por parte de los vendedores de las condiciones establecidas de facto por la empresa conllevaba que tuviesen repercusiones desfavorables en la actividad (la asignación de peores zonas por ejemplo).

Por lo que respecta a la retribución, los vendedores carecían de autonomía para negociar sus condiciones económicas. Asimismo, la retribución estaba fijada por la empresa matriz quien establecía todos los elementos de la retribución, es decir, su importe en relación con el número de ventas, el precio de cada una de ellas, las ventas que no serían abonadas y la periodicidad de su abono.

En el mismo sentido se pronuncia la STSJ de Catalunya de 1.9.2021 (Rº 2349/2021 que afecta a 99 TRADES) y la STSJ de País Vasco de 19.7.2022 (Rº 1034/2022).

El segundo hito se refiere a que las empresas matrices parecen estar más preocupadas por la reputación de la marca, porque potencialmente afecta a las ventas de todas las unidades. Partiendo de esta premisa, se percibe un sesgo incorporado hacia el incumplimiento laboral por parte de las empresas franquiciadas o auxiliares. Como resultado, las unidades que son propiedad de la empresa matriz tienen un mayor incentivo para cumplir con las regulaciones laborales en comparación con las unidades propiedad de las auxiliares, que probablemente hagan un esfuerzo relativamente menor para cumplir dado su incentivo para maximizar las ganancias solo en sus propios puntos de ventas (Weil, 2014).

Un ejemplo son las denuncias en mayo de 2023 contra las empresas auxiliares de McDonald’s en Estados Unidos, debido a que utilizan mano de obra infantil. Las autoridades estadounidenses impusieron sanciones contra tres franquicias de la empresa McDonald’s tras descubrir que habían estado empleando a más de 300 menores de edad, incluyendo dos niños de 10 años, a uno de los cuales incluso se le permitía operar con las máquinas, cuyo uso por ley está limitado a mayores de 16 años.

Como último hito, han surgido experiencias de negociación colectiva vinculada en el sentido que la empresa matriz y las empresas auxiliares junto con la representación legal de los trabajadores negocian condiciones de trabajo comunes incluyendo a trabajadores de la empresa matriz y de las empresas franquiciadas. Es el caso del Convenio Colectivo de la empresa Burger King Spain, SLU de 2017, el Convenio Colectivo de Alain Afflelou España y franquiciados de 2021 y el Convenio Colectivo sectorial estatal de marcas de restauración moderna de 2022 (comentado en este Blog). En definitiva, la aplicación de los convenios colectivos a las personas empleadas por la empresa auxiliar se justifica, porque en el caso de las franquicias se trata de una realidad empresarial singular que precisa de un marco homogéneo de relaciones laborales, si bien las empresas son jurídica y económicamente independientes.

¿Qué opinas? ¡Deja tus comentarios!

Este es un blog para la difusión de resultados de investigación y el análisis jurídico de carácter general. Por ello, no se publicarán consultas particulares, que requieren la asistencia de un profesional que analice su caso concreto.

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, tu correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información, revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Lee más

Suscríbete a nuestro blog

y recibe en tu correo nuestras entradas

También en nuestro blog...

Office table

Contacta
con nosotros

Licencia

El contenido de este blog se publica bajo una Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 . Esto significa que puedes reutilizar nuestros contenidos siempre que reconozcas la autoría, enlaces al blog original y no hagas un uso comercial sin autorización previa, expresa y por escrito del autor.