Comparte este post

Tras largos meses de negociaci贸n, en los que se han sucedido varias interrupciones y suspensiones del proceso, ayer, 10 de mayo de 2023, se alcanzaba y suscrib铆a por fin un acuerdo entre las organizaciones sindicales y empresariales m谩s representativas por el que se daba forma y contenido al V Acuerdo para el Empleo y la Negociaci贸n Colectiva (V AENC), con vigencia para los a帽os 2023/2025. No cabe sino saludar con entusiasmo este nuevo ejercicio de responsabilidad de trabajadores y empresarios, especialmente necesario en un contexto de incertidumbre como el que atravesamos, derivada en gran medida del contexto postpand茅mico, de las circunstancias geopol铆ticas y de las profundas transformaciones que la transici贸n digital y ecol贸gica est谩n generando en los sistemas productivos. Y es que, aunque el Acuerdo no contiene mandatos de directo cumplimiento para empresas y trabajadores, sino 煤nicamente recomendaciones dirigidas a orientar los contenidos de la negociaci贸n colectiva, la experiencia acumulada en los anteriores AENC demuestra que su contenido constituye un instrumento eficaz de pacificaci贸n social y de ordenaci贸n de la negociaci贸n colectiva sectorial y empresarial.

El objetivo de este 鈥減ost鈥 es analizar los contenidos del V AENC para destacar sus aspectos m谩s relevantes y novedosos, sin af谩n de exhaustividad y eludiendo conscientemente una valoraci贸n de las medidas o propuestas que en 茅l se recogen.

*****

Si por algo se esperaba con especial inter茅s este nuevo Acuerdo, ha sido sin duda por la necesidad de contar con directrices o criterios orientadores para que los convenios colectivos fijen los incrementos salariales durante los pr贸ximos a帽os. Una cuesti贸n que ha generado conflictividad social y ha tensionado la negociaci贸n de numerosos convenios colectivos durante el pasado a帽o. Y este ha sido, no por casualidad, uno de los aspectos que mayores disensos ha generado entre los negociadores y que m谩s ha dificultado la consecuci贸n del acuerdo. En un contexto de crecimiento acelerado, y podr铆a decirse que descontrolado, del IPC, para los sindicatos resultaba imprescindible asegurar un compromiso de subida salarial que, aunque no llegase a garantizar el mantenimiento del poder adquisitivo de las personas trabajadoras, al menos favoreciese una cierta recuperaci贸n de los salarios. El Acuerdo acoge finalmente una recomendaci贸n de incrementos salariales del 4% para el 2023, superiores por tanto a las que se estaban pactando hasta abril de 2023, que no superaban una media del 3,14%, y del 3% para los a帽os 2024 y 2025, con una cl谩usula de revisi贸n al alza conforme a la cual, si el IPC interanual de cada uno de estos a帽os superara el incremento salarial pactado, se aplicar谩 un incremento del 1%. Fuera del Acuerdo ha quedado el a帽o 2022, en el que la subida salarial media pactada en la negociaci贸n colectiva ha alcanzado tan solo un 2,78%, conforme a los datos de la Estad铆stica de Convenios colectivos Diciembre 2022, Ministerio de Trabajo y Econom铆a Social. Una renuncia, la de pactar incrementos salariales para el 2022 con efectos retroactivos, que a la postre ha resultado condici贸n imprescindible para alcanzar el acuerdo.

La incorporaci贸n de estas directrices de incremento salarial se acompa帽a de una llamada a los convenios para que atiendan a las circunstancias espec铆ficas de cada 谩mbito a la hora de fijar las condiciones salariales, de manera que las directrices generales se adapten a las particulares condiciones de cada empresa o sector. Una llamada de atenci贸n que en algunos casos justificar谩 que los convenios acojan subidas salariales inferiores a las recomendadas pero que, sin duda, piensa tambi茅n en sectores donde los resultados de la actividad empresarial permiten incrementos salariales superiores a los fijados en el Acuerdo, como se ha recogido ya en algunos convenios colectivos durante el a帽o 2023, alcanzando en algunos casos hasta el 6,30% de incremento salarial (Estad铆stica de Convenios colectivos abril 2023).

Pero el V AENC no es tan solo un acuerdo sobre salarios. Siguiendo el modelo de los anteriores Acuerdos para el empleo y la negociaci贸n colectiva, a lo largo de sus 33 p谩ginas se abordan muchas otras cuestiones sobre las que, por su actualidad e impacto en la gesti贸n empresarial y en las relaciones laborales, los agentes sociales han considerado necesario aportar recomendaciones u orientaciones para los diversos niveles de negociaci贸n colectiva.

Entre tales materias se encuentran, en primer lugar, aquellas directamente vinculadas con la reforma laboral de diciembre de 2021. Las novedades incorporadas por el RDL 32/2021 en materia de contrataci贸n o de flexibilidad interna inclu铆an numerosas llamadas a los convenios, sectoriales o de empresa, para completar o desarrollar las previsiones legales. En relaci贸n con estas cuestiones, el Acuerdo, con un esp铆ritu claramente did谩ctico, recuerda los aspectos y materias que los convenios colectivos deber铆an incorporar para dar plena efectividad a las medidas legales en relaci贸n con los contratos temporales, con el contrato a tiempo parcial, el de fijos discontinuos o lo contratos formativos, insistiendo, en relaci贸n a estos 煤ltimos, en la importancia de que la negociaci贸n colectiva impulse la contrataci贸n de j贸venes y favorezca la recualificaci贸n profesional. Algo similar ocurre en relaci贸n con el trabajo a distancia, donde tambi茅n se reiteran los aspectos cuya regulaci贸n la ley remite al convenio para asegurar la correcta y completa implantaci贸n de esta forma de prestaci贸n de trabajo.

Junto a ello, merecen destacarse otro contenidos de Acuerdo en los que se aportan orientaciones m谩s concretas sobre los contenidos de los futuros convenios colectivos. Significativas son, en este sentido, las recomendaciones que se efect煤an en relaci贸n con las medidas de flexibilidad interna que, sin duda, constituyen una herramienta para mantener el empleo y favorecer la adaptaci贸n competitiva de las empresas y, por tanto, una alternativa frente a los ajustes de plantilla. En este 谩mbito se recomienda a los convenios potenciar y agilizar la movilidad funcional y extender las f贸rmulas de polivalencia funcional, menos presentes en la pr谩ctica convencional de lo que podr铆a considerarse razonable. Tambi茅n, como instrumento de flexibilidad, se incluyen recomendaciones en materia de ordenaci贸n del tiempo de trabajo. Aunque no hay referencia alguna a la jornada laboral de cuatro d铆as, una de las cuestiones sin duda m谩s actuales en esta materia, el Acuerdo recomienda promover la distribuci贸n irregular de la jornada, flexibilizar los horarios y racionalizar los horarios, siempre respetando el equilibrio entre las necesidades de las empresas y de las personas trabajadoras.

Adem谩s, a lo largo del texto del Acuerdo se incluyen propuestas no menos interesantes para la negociaci贸n colectiva sectorial y de empresa: se fomenta la apertura de nuevas unidades de negociaci贸n, sin duda para atender a nuevas formas de negocio y actividades que, por su novedad, est谩n todav铆a hu茅rfanas de regulaci贸n convencional; se potencia el recurso a los organismos de soluci贸n aut贸noma de conflictos, apostando por sus funciones de impulso y promoci贸n de la negociaci贸n colectiva; se insiste en el papel fundamental que tiene la formaci贸n profesional para afrontar los retos que plantea la transici贸n digital y ecol贸gica y el envejecimiento; se reitera la necesidad de promover la igualdad real entre mujeres y hombres, de impulsar la prevenci贸n de violencia sexual y de g茅nero as铆 como de fomentar la diversidad de las plantillas; se recogen medidas concretas y buenas pr谩cticas para hacer efectivo el derecho a la desconexi贸n digital; y, en fin, se apuesta por la incorporaci贸n en los convenios de los Planes de Pensiones de Empleo como medida de ahorro a largo plazo y de complemento de las pensiones p煤blicas.

El Acuerdo incluye, en fin, referencias a tres aspectos que, entiendo, merecen especial atenci贸n. Por una parte, es rese帽able el inter茅s de los agentes sociales por conseguir que los convenios colectivos contribuyan a establecer un marco equitativo para el trabajo de las personas con discapacidad. Para ello se propone la incorporaci贸n en los textos convencionales de medidas efectivas para favorecer la inclusi贸n y accesibilidad de este colectivo, entre las cuales se mencionan expresamente: la adaptaci贸n de los puestos de trabajo, los ajustes razonables o la accesibilidad universal, sin olvidar la problem谩tica de la incapacidad sobrevenida, que requiere prever medidas para mantener el empleo en estos casos. El absentismo laboral ocupa tambi茅n un lugar destacado en el Acuerdo. Durante el a帽o 2022, la tasa de absentismo por incapacidad temporal derivada de contingencias comunes ha estado cerca del 5%, un dato que ha alimentado el inter茅s de las asociaciones empresariales por incorporar en el Acuerdo la recomendaci贸n de incorporar medidas en los convenios colectivos para controlar y hacer un seguimiento de las bajas laborales. Entre ellas, no deja de resultar llamativa la expresa referencia a la colaboraci贸n de las Mutuas como instrumento eficaz a tales efectos. Finalmente, la transici贸n tecnol贸gica, digital y ecol贸gica merece una atenci贸n preferente en el Acuerdo a la vista de los retos que plantea para el futuro de las empresas y para el incremento de la productividad y competitividad. En este punto, entre otros aspectos, se destaca no solo la necesidad de que la negociaci贸n colectiva garantice el derecho legal de informaci贸n a los representantes de las personas trabajadoras sobre el uso de la inteligencia artificial, sino tambi茅n de que el despliegue de los sistemas de IA se ajusten a los principios de control humano, transparencia y seguridad.

El V AENC constituye, en definitiva, un acuerdo ambicioso en el que se contemplan la pr谩ctica totalidad de las cuestiones, retos y problemas que actualmente afectan al sistema de relaciones laborales y, con mayor o menor acierto, se sugieren propuestas y medidas concretas. El 茅xito del Acuerdo, su capacidad para trascender y permear a la negociaci贸n colectiva sectorial y de empresa, depender谩 no obstante del grado de compromiso y de la capacidad de influencia que los firmantes tengan sobre sus propias organizaciones.

5 comentarios en 芦Por fin, el V Acuerdo para el Empleo y la Negociaci贸n Colectiva禄

  1. Gracias Ana por el resumen, desde luego, pero gracias especialmente por la positiva y esperanzada valoraci贸n que contiene, algo imprescindible en el disparatado ambiente “politiquero” que respiramos diariamente; y gracias, en fin, al Foro, remanso de cordura y buen hacer en el 谩mbito, no siembre sosegado, de la “Academia”. Jos茅 Lu铆s Gilolmo

    Responder
    • Gracias, querido Jos茅 Luis, por la lectura y por tu comentario. Esto nos anima a seguir escribiendo y compartiendo reflexiones sobre el derecho del trabajo.

      Responder
  2. Cuando los sindicatos de los trabajadores ceden en sus reivindicaciones salariales, a eso se le llama “ejercicio de responsabilidad”. La responsabilidad sindical es que los salarios no pierdan poder adquisitivo mientras se incrementa el margen de beneficios de las empresas.

    Responder

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, tu correo electr贸nico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para m谩s informaci贸n, revisa nuestra pol铆tica de privacidad, donde encontrar谩s m谩s informaci贸n sobre d贸nde, c贸mo y por qu茅 almacenamos tus datos.

Lee m谩s

Suscr铆bete a nuestro blog

y recibe en tu correo nuestras entradas

Tambi茅n en nuestro blog...

Office table

Contacta
con nosotros

Licencia

El contenido de este blog se publica bajo una聽Reconocimiento-CompartirIgual 4.0聽. Esto significa que puedes reutilizar nuestros contenidos siempre que reconozcas la autor铆a, enlaces al blog original y no hagas un uso comercial sin autorizaci贸n previa, expresa y por escrito del autor.