Las condiciones ambientales en el trabajo al aire libre tras el Real Decreto-ley 4/2023

Las condiciones ambientales en el trabajo al aire libre tras el Real Decreto-ley 4/2023

Comparte este post

Como ya avanz贸 la profesora Garc铆a Salas en su entrada esta misma semana, el RD-ley 4/2023, que entr贸 en vigor el pasado 13 de mayo, pretende introducir, en materia de prevenci贸n de riesgos laborales, novedades respecto a las condiciones ambientales en el trabajo al aire libre.

Sin embargo, como veremos, no son tantas las novedades.

Existe incluso cierta incoherencia en la finalidad prevista con la nueva regulaci贸n. En efecto, mientras que en la propia denominaci贸n del RD-ley 4/2023 se menciona la 芦prevenci贸n de riesgos laborales en episodios de elevadas temperaturas禄, luego, al modificar el RD 486/1997, con la introducci贸n en el mismo de la ahora Disposici贸n Adicional 煤nica, nos percatamos que la supuesta novedad es, en realidad, m谩s ambiciosa, al afectar, como reza la propia r煤brica de la mencionada disposici贸n, a las 芦condiciones ambientales en el trabajo al aire libre禄.

Ciertamente, pese a lo se帽alado en el apartado relativo a los Antecedentes del RD-ley 4/2023, debe estarse al contenido de dicha Disposici贸n Adicional 煤nica, que viene acompa帽ada, igualmente, de la supresi贸n del apartado 5 del anexo III (condiciones ambientales de los lugares de trabajo) del mismo RD-ley 4/2023, que hasta la fecha dispon铆a lo siguiente: 芦En los lugares de trabajo al aire libre y en los locales de trabajo que, por la actividad desarrollada, no puedan quedar cerrados, deber谩n tomarse medidas para que los trabajadores puedan protegerse, en la medida de lo posible, de las inclemencias del tiempo禄.

En efecto, de los Antecedentes del RD-ley 4/2023, en principio, da la impresi贸n que las pretendidas novedades obedecen solamente a la previsi贸n de las altas temperaturas que, en adelante, parece, tendremos que padecer y a sus repercusiones en la salud de los trabajadores. Merece la pena la reproducci贸n literal de la justificaci贸n llevada a cabo:

芦Durante el verano de 2022, la creciente intensificaci贸n de los cambios en el clima 鈥搕anto con car谩cter global como particularmente en Espa帽a鈥 se ha puesto especialmente de manifiesto. Seg煤n los datos de la Agencia Estatal de Meteorolog铆a, la media de las temperaturas registradas entre el 1 de junio y el 31 de agosto ha sido la m谩s alta desde el comienzo de la serie hist贸rica. El pasado mes de julio result贸 el mes m谩s c谩lido de toda la serie, habi茅ndose registrado en diversos puntos de la pen铆nsula un incremento an贸malo de las temperaturas medias superior a los 4 oC. Lo anterior evidencia los efectos del cambio clim谩tico en las temperaturas, pues conlleva un aumento general de las mismas y cambios cada vez m谩s extremos, como ha se帽alado reiteradamente el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Clim谩tico. Por ello, no resulta posible concebir este fen贸meno como un hecho aislado, sino como una tendencia creciente que llevar谩 a que escenarios como el actual se reproduzcan cada vez con m谩s frecuencia.

En todo caso, las consecuencias de estos fen贸menos meteorol贸gicos resultan alarmantes ya en el momento actual. Durante el verano de 2022 se ha producido un exceso de m谩s de 4.800 muertes atribuibles a la temperatura a nivel nacional, seg煤n las estimaciones del sistema de monitorizaci贸n de la mortalidad diaria del Instituto de Salud Carlos III.

As铆, resulta urgente actuar frente a estas circunstancias. En concreto, un 谩mbito donde las personas se encuentran en una especial vulnerabilidad es el laboral, en el que la exposici贸n a los fen贸menos meteorol贸gicos adversos puede resultar ineludible, a no ser que la protecci贸n frente a los mismos est茅 adecuadamente garantizada por una normativa preventiva eficaz. En este contexto, las altas temperaturas de estos 煤ltimos a帽os le costaron la vida, entre otros dram谩ticos casos, a un trabajador de 60 a帽os mientras cumpl铆a con sus obligaciones laborales, desarrollando la tarea de limpieza viaria en las calles del barrio de Vallecas, en Madrid, y a uno del campo de Murcia, en Lorca, que ni siquiera ten铆a a su disposici贸n agua o medio de hidrataci贸n alguno.

A la vista del contexto descrito, y de los tr谩gicos resultados en los que, potencialmente, deriva la ausencia de medidas, urge introducir las modificaciones precisas para reforzar el marco jur铆dico de la prevenci贸n de riesgos laborales, con tal de garantizar que los principios e instrumentos ya previstos en la legislaci贸n tengan una aplicaci贸n pr谩ctica efectiva禄

Pero, como se ha advertido, el alcance de la Disposici贸n Adicional 煤nica introducida en el RD 486/1997 va m谩s all谩 de las altas temperaturas, tal y como se deja entrever, en el 煤ltimo p谩rrafo relativo a esta cuesti贸n en los Antecedentes mencionados, concretamente, cuando se se帽ala que:

芦La disposici贸n se enmarca en el desarrollo de la reciente Estrategia Espa帽ola de Seguridad y Salud 2023-2027 y los Objetivos de Desarrollo sostenible de la Agenda 2030, relacionados con los efectos del cambio clim谩tico. Esta protecci贸n exige la adopci贸n de medidas preventivas y correctoras ante situaciones de riesgo para la salud de las personas trabajadoras ante situaciones urgentes y extremas que, por desgracia, cada vez son m谩s habituales禄.

En verdad, 芦los efectos del cambio clim谩tico禄 son algo m谩s que 芦las altas temperaturas禄 y ello se relaciona precisamente con cualquiera de las 芦condiciones ambientales禄 a las que se refiere la r煤brica de la Disposici贸n Adicional 煤nica, aunque esta se limite a las condiciones 芦en el trabajo al aire libre禄, como si las condiciones ambientales no afectaran tambi茅n a los trabajos realizados en el interior.

Antes de analizar el contenido de la Disposici贸n Adicional 煤nica, conviene detenerse en la justificaci贸n de la extraordinaria y urgente necesidad para que la modificaci贸n se haya tenido que llevar a cabo a trav茅s de un real decreto-ley.

As铆, tras indicare que:

芦(鈥) ninguna de las medidas recogidas en la norma se puede considerar previsible con antelaci贸n pues (鈥) la afecci贸n clim谩tica que se describe se pod铆a conocer con antelaci贸n, si bien los Poderes p煤blicos no pueden permanecer ajenos a su existencia e, incluso en los casos en que podr铆a tomarse en consideraci贸n un calendario previo, como el relacionado con obligaciones y cambios normativos, es la concurrencia de estos factores lo que justifica adoptar las medidas por este medio. El 煤nico modo posible de hacerles frente ha de ser el del real decreto-ley, pues, ya que en cualquier otro mecanismo los plazos impedir铆an la correcta atenci贸n de las necesidades detectadas (鈥)禄

Se concreta que:

芦(鈥) resulta extraordinario y urgente actuar frente al riesgo relacionado con fen贸menos meteorol贸gicos adversos, (鈥) adoptando las medidas necesarias que preserven la salud y la seguridad de las personas trabajadoras. A la vista del contexto que se explica, por tanto, procede introducir las modificaciones precisas para reforzar el marco jur铆dico de la prevenci贸n de riesgos laborales, con tal de garantizar que los principios e instrumentos ya previstos en la legislaci贸n tengan una aplicaci贸n pr谩ctica efectiva y aseguren el cumplimiento de un nivel adecuado del deber de seguridad禄.

Al respecto, quien suscribe este an谩lisis considera que no existen los requisitos habilitantes para legislar a trav茅s de la figura del real decreto-ley, principalmente, porque, como se ver谩, existe legislaci贸n previa en la materia, las incidencias realmente graves son escas铆simas como se deduce de los Antecedentes (dos muertes, y la segunda de las mencionadas con incumplimiento de la normativa vigente en aquel momento), adem谩s de que se omite el n煤mero de fallecidos durante a帽os y d茅cadas anteriores, lo que permitir铆a concluir si estamos ante algo realmente novedoso y urgente o ante algo que ya viene sucediendo en el tiempo, como ocurre, lamentablemente, con accidente de trabajo producidos por otras causas, y, finalmente, desde septiembre de 2022, ya ha habido tiempo suficiente como para introducir mejoras en el ordenamiento jur铆dico vigente a trav茅s del procedimiento legislativo ordinario. Adem谩s, si existe la extraordinaria y urgente necesidad mencionada, tambi茅n debiera haberse actuado respecto a otras medidas contempladas en la Estrategia Espa帽ola de Seguridad y Salud 2023-2027 en el 谩mbito objeto de an谩lisis, como, por ejemplo, 芦la codificaci贸n de las lesiones relacionadas con las altas temperaturas ambientales禄 y la identificaci贸n de 芦oportunidades de mejora en la notificaci贸n de los accidentes de trabajo relacionados con las altas temperaturas ambientales禄.

Asimismo, tambi茅n es criticable que las dos modificaciones operadas en el RD 486/1997 se hayan llevado a cabo 芦con salvaguarda de su rango禄, pues ello supone una vulneraci贸n del principio de jerarqu铆a de fuentes y, m谩s concretamente, del principio de congelaci贸n de rango, injustificable en todo caso, aunque se hubiera intentado justificar, cosa que tampoco.

Entrando ya en el contenido de la Disposici贸n Adicional 煤nica, deben destacarse las siguientes cuestiones:

(a) El primer apartado y el cuarto determinan su 谩mbito de aplicaci贸n, pues mientras que el primero se refiere al trabajo desarrollado al aire libre, y en los lugares de trabajo que, por la actividad desarrollada, no puedan quedar cerrados, el cuarto establece que la disposici贸n se aplicar谩 a todos los lugares de trabajo, incluidos los del art铆culo 1.2, es decir, los que quedan excluidos del resto del RD 486/1997, que se refieren, mayoritariamente, a trabajos que que se desarrollan al aire libre, como, por ejemplo, la agricultura, la construcci贸n y la pesca.

(b) Como primera medida se establece en el primer apartado que 芦deber谩n tomarse medidas adecuadas para la protecci贸n de las personas trabajadoras frente a cualquier riesgo relacionado con fen贸menos meteorol贸gicos adversos, incluyendo temperaturas extremas禄.

Precisamente, los apartados segundo y tercero est谩n destinados a concretar tales medidas.

(c) El apartado segundo consta de dos partes.

En la primera, se establece que dichas medidas 芦derivar谩n de la evaluaci贸n de riesgos laborales, que tomar谩 en consideraci贸n, adem谩s de los fen贸menos mencionados, las caracter铆sticas de la tarea que se desarrolla y las caracter铆sticas personales o el estado biol贸gico conocido de la persona trabajador禄. Todo ello no es m谩s que un recordatorio y una matizaci贸n respecto a lo ya establecido en la Ley 31/1995, que, obviamente, resulta de aplicaci贸n a cualquier riesgo f铆sico. Entrando en detalle, hay que tener en cuenta que el RD 486/1997 solo concreta lo que debe entenderse por temperaturas extremas en los locales de trabajo cerrados (cfr. Anexo III, apartado 3). Ello no obstante, debe estarse a las condiciones ambientales del lugar de trabajo que se帽ala dicha norma en su Anexo III. De esto modo: 芦La exposici贸n a las condiciones ambientales de los lugares de trabajo no debe suponer un riesgo para la seguridad y la salud de los trabajadores禄. Asimismo, 芦en la medida de lo posible, las condiciones ambientales de los lugares de trabajo no deben constituir una fuente de incomodidad o molestia para los trabajadores禄. Por ello, deben evitarse, entre otras, las temperaturas y las humedades extremas, los cambios bruscos de temperatura, las corrientes de aire molestas y la irradiaci贸n excesiva.

En la segunda parte del apartado segundo, se establece que: 芦en aplicaci贸n de lo previsto en esta disposici贸n y en el art铆culo 23 del RD 1561/1995 (鈥), las medidas preventivas incluir谩n la prohibici贸n de desarrollar determinadas tareas durante las horas del d铆a en las que concurran fen贸menos meteorol贸gicos adversos, en aquellos casos en que no pueda garantizarse de otro modo la debida protecci贸n de la persona trabajadora禄.

Al respecto debe matizarse que el art铆culo 23 del RD 1561/1995, relativo a los 芦trabajos expuestos a riesgos ambientales禄, en lo que se refiere a la 芦limitaci贸n de los tiempos de exposici贸n al riesgo禄, tan solo se refiere a la:

芦(鈥) limitaci贸n o reducci贸n de los tiempos de exposici贸n a riesgos ambientales especialmente nocivos en aquellos casos en que, pese a la observancia de la normativa legal aplicable, la realizaci贸n de la jornada ordinaria de trabajo entra帽e un riesgo especial para la salud de los trabajadores debido a la existencia de circunstancias excepcionales de penosidad, peligrosidad, insalubridad o toxicidad, sin que resulte posible la eliminaci贸n o reducci贸n del riesgo mediante la adopci贸n de otras medidas de protecci贸n o prevenci贸n adecuadas禄 (apartado primero).

Adem谩s, se concreta que:

芦La limitaci贸n o reducci贸n de los tiempos de exposici贸n se circunscribir谩 a los puestos de trabajo, lugares o secciones en que se concrete el riesgo y por el tiempo en que subsista la causa que la motiva, sin que proceda reducir el salario de los trabajadores afectados por esta medida禄 (apartado tercero).

En suma, la Disposici贸n Adicional 煤nica del RD 486/1997 va m谩s all谩 de lo preceptuado en el art铆culo 23 del RD 1561/1995.

En todo caso deber谩 aplicarse tambi茅n a lo preceptuado por dicha Disposici贸n Adicional 煤nica, lo dispuesto en el apartado segundo del art铆culo 23 referido, a saber:

芦Sin perjuicio de lo dispuesto en los convenios colectivos, en caso de desacuerdo entre la empresa y los trabajadores o sus representantes en cuanto a la aplicaci贸n de lo dispuesto en el (鈥) [apartado] anterior, la autoridad laboral podr谩, previo informe de la Inspecci贸n de Trabajo y Seguridad Social y con el asesoramiento, en su caso, de los organismos t茅cnicos en materia de prevenci贸n de riesgos laborales, acordar la procedencia y el alcance de la limitaci贸n o reducci贸n de los tiempos de exposici贸n禄.

(d) Por 煤ltimo, en el apartado tercero se establece que:

芦En el supuesto en el que se emita por la Agencia Estatal de Meteorolog铆a o, en su caso, el 贸rgano auton贸mico correspondiente en el caso de las comunidades aut贸nomas que cuenten con dicho servicio, un aviso de fen贸menos meteorol贸gicos adversos de nivel naranja o rojo, y las medidas preventivas anteriores no garanticen la protecci贸n de las personas trabajadoras, resultar谩 obligatoria la adaptaci贸n de las condiciones de trabajo, incluida la reducci贸n o modificaci贸n de las horas de desarrollo de la jornada prevista禄.

Al respecto, cabe indicar que parece querer matizarse que cuando existan los avisos naranja o rojo siempre deber谩n adoptarse por parte del empresario las medidas preventivas que se consideren oportunas. Obviamente, si la medida consiste en la prohibici贸n de desarrollar determinadas tareas, deja de tener sentido lo establecido en este apartado tercero. Por tanto, la redacci贸n no es la m谩s afortunada.

Ahora bien, en el supuesto de otras medidas preventivas que no consistan en la prohibici贸n, si las mismas no garantizan la protecci贸n de las personas trabajadoras, lo que podr谩 ser objeto de discusi贸n, surge la obligaci贸n de adaptar las condiciones de trabajo, incluso con la reducci贸n o modificaci贸n de las horas de desarrollo de la jornada prevista, lo que va m谩s en la l铆nea del art铆culo 23 del RD 1561/1995, y lo que tambi茅n podr谩 ser objeto de discusi贸n. Por todo ello, se echa en falta una soluci贸n parecida o igual a la recogida en este 煤ltimo precepto, para los supuestos de desacuerdo entre el empresario y los trabajadores o sus representantes.

En cualquier caso, no cabe olvidar que hasta la fecha ya cont谩bamos con normativa en la materia, que tambi茅n deber谩 seguir teni茅ndose en cuenta.

A modo de ejemplo, en el campo debe estarse a las limitaciones de jornada en el trabajo establecidas v铆a art铆culo 24 del RD 1561/1995, as铆 como a lo regulado en los distintos convenios colectivos (entre otros, cfr. art铆culo 18 del Convenio colectivo provincial de actividades agropecuarias de Alicante; art铆culo 17 del Convenio colectivo provincial de trabajo en el campo de Almer铆a; art铆culo 11 del Convenio colectivo de trabajo para las actividades agropecuarias en la provincia de Ja茅n; art铆culo 32 del Convenio colectivo de trabajo del sector agropecuario de la provincia de Valencia) e incluso a lo que proceda conforme a los usos y costumbres como se se帽ala en el Convenio colectivo de la empresa regional del campo de Canarias (cfr. art铆culo 20).

En el sector de la construcci贸n debe estarse a lo regulado en el RD 1627/1997 (cfr. apartado 8 del Anexo IV), as铆 como a lo establecido en el VI Convenio colectivo general del sector de la construcci贸n (cfr. art铆culo 166), cuyas disposiciones m铆nimas de seguridad y salud en el trabajo deben aplicarse necesariamente en los convenios de 谩mbito inferior, y en los convenios colectivos que establezcan mejoras en la materia (entre otros, cfr. art铆culos 65 y 66 del Convenio colectivo del sector de industrias de la construcci贸n y obras p煤blicas de Granada; y art铆culo 31 del Convenio Colectivo del Sector de la Industria de la Construcci贸n y Obras P煤blicas de Navarra).

En el 谩mbito de los buques de pesca debe estarse al RD 1216/1997 (cfr. art铆culo 3.1). Lo que sucede es que en este 谩mbito nos costa que, por ejemplo, en atenci贸n a las circunstancias meteorol贸gicas y al estado de la mar facilitados por el Instituto Nacional de Meteorolog铆a y el Servicio de Coordinaci贸n de Emergencias de Euskadi, se ha solido requerir (por ejemplo, el 7 de noviembre de 2000) por la ITSS a los empresarios que adopten las medidas oportunas para proceder a la paralizaci贸n inmediata de la actividad de aquellos buques y embarcaciones pesqueras respecto de las cuales no pueda garantizarse plenamente la seguridad de los trabajadores que faenan en los mismos en tanto se mantengan las condiciones meteorol贸gicas adversas. Curiosamente, el requerimiento de la ITSS se fundament贸 en el art铆culo 7.10 de la entonces vigente Ley 42/1997, por la que se le facultaba para 芦ordenar la paralizaci贸n inmediata de trabajos o tareas por inobservancia de la normativa sobre prevenci贸n de riesgos laborales, de concurrir riesgo grave e inminente para la seguridad o salud de los trabajadores禄 (actual art铆culo 22.12 de la Ley 23/2015), as铆 como en el art铆culo 44.1 de la Ley 31/1995, conforme al cual: 芦Cuando el Inspector de Trabajo y Seguridad Social compruebe que la inobservancia de la normativa sobre prevenci贸n de riesgos laborales implica, a su juicio, un riesgo grave e inminente para la seguridad y la salud de los trabajadores podr谩 ordenar la paralizaci贸n inmediata de tales trabajos o tareas禄. Decimos curiosamente, porque en el supuesto concreto, la ITSS se adelant贸 a la inobservancia de la normativa sobre prevenci贸n para realizar su requerimiento. Situaci贸n que, ante el recurso de alzada presentado por un empresario contra la resoluci贸n de la Autoridad Laboral que confirmaba el requerimiento de la ITSS, el Departamento de Justicia, Trabajo y Seguridad Social del Gobierno Vasco dio por correcta, al entender que dichos preceptos facultan a la ITSS a ordenar la paralizaci贸n inmediata de trabajos o tareas, cuando los mismos impliquen un riesgo grave e inminente para la seguridad y salud de los trabajadores. Es decir, entiende el referido Departamento que lo decisivo para que se puedan paralizar los trabajos es la existencia de dicho riesgo.

Al hilo de esa experiencia, cabe preguntarse si esto puede ser una pr谩ctica a llevar a cabo por la ITSS, de oficio, cuando conforme al apartado 3 de la Disposici贸n Adiciona 煤nica del RD 486/1997 se emitan avisos de fen贸menos meteorol贸gicos adversos de nivel naranja o rojo en cualquier actividad al aire libre.

Por 煤ltimo, debe advertirse que los empresarios que no adopten las medidas adecuadas, responder谩n de los accidentes de trabajo que se produzcan como consecuencia de las condiciones ambientales en el trabajo, tal y como viene estableciendo la jurisprudencia, por ejemplo, respecto al calor (cfr. STSJ del Pa铆s Vasco 4陋, de 26 de enero de 2021, n煤m. rec. 1528/2020 y STSJ de Galicia 4陋, de 13 de octubre de 2014, n煤m. rec. 4148/2012).

1 comentario en 芦Las condiciones ambientales en el trabajo al aire libre tras el Real Decreto-ley 4/2023禄

  1. Trabajo en la calle repartiendo certificados durante todo el d铆a. El a帽o pasado la empresa no adopt贸 ning煤n tipo de medida. Este a帽o, nos dicen que podremos adaptar nuestro horario de de 09:00 a 13:00 y de 17:00 a 21:00. El problema esta, en que me obligar铆a a llevarme los certificados a mi cada, ya que el horario de oficina es s贸lo hasta las 19:30. Que deber铆a hacer en este caso?

    Responder

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, tu correo electr贸nico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para m谩s informaci贸n, revisa nuestra pol铆tica de privacidad, donde encontrar谩s m谩s informaci贸n sobre d贸nde, c贸mo y por qu茅 almacenamos tus datos.

Lee m谩s

Suscr铆bete a nuestro blog

y recibe en tu correo nuestras entradas

Tambi茅n en nuestro blog...

Jornadas y Congresos

Webinar “Tormenta de Reformas”

Impresi贸n 馃枿 PDF 馃搫 eBook 馃摫 Cuando nos encontramos a煤n estableciendo el sentido definitivo de varios de los aspectos problem谩ticos en la aplicaci贸n de la

Office table

Contacta
con nosotros

Licencia

El contenido de este blog se publica bajo una聽Reconocimiento-CompartirIgual 4.0聽. Esto significa que puedes reutilizar nuestros contenidos siempre que reconozcas la autor铆a, enlaces al blog original y no hagas un uso comercial sin autorizaci贸n previa, expresa y por escrito del autor.