Comparte este post

Entrada elaborada por Luis Enrique Nores Torres

Una instituci贸n que ha originado una notable atenci贸n en los 煤ltimos a帽os es, sin lugar a dudas, la de la transmisi贸n de empresa, y sobre ella he tenido ocasi贸n de pronunciarme en el primer volumen de la Revista Labos. A煤n trat谩ndose de un tema 鈥渢radicional鈥 en el Derecho del Trabajo, asistimos a una e specie de 鈥渋nter茅s renovado鈥 por el mismo que seguramente derive de los pronunciamientos judiciales dictados en la materia y que aportan nuevas perspectivas de an谩lisis, tanto desde una 贸ptica general, como desde otra m谩s espec铆fica.
La jurisprudencia emanada del TJUE y del TS a lo largo de los dos 煤ltimos a帽os da buena prueba de ello. El an谩lisis de tales pronunciamientos permite afirmar que cinco grandes bloques de cuestiones han centrado la atenci贸n en sede judicial: de entrada, las relacionadas con el presupuesto aplicativo, ya sea desde la perspectiva de que aportan datos de inter茅s sobre c贸mo interpretar los requisitos tradicionales para entender que se ha producido una transmisi贸n, ya porque resuelven supuestos espec铆ficos.
En segundo lugar, las concernientes a los efectos de la subrogaci贸n convencional, en concreto, lo relativo a la responsabilidad solidaria, donde llama la atenci贸n el giro producido tras la STJUE de 11 de julio de 2018 (asunto C-60/17, Somoza Hermo), as铆 como la doctrina sentada por la STJUE de 13 de junio de 2019 (asunto C-317/18, Correia Moreira) en la que, al hilo de la tensi贸n entre el principio de estabilidad en el empleo derivado de la Directiva 2001/23 y los principios constitucionales de acceso al empleo p煤blico, claramente se decanta por la prevalencia del primero. En tercer lugar, la interpretaci贸n sobre el significado del plazo de tres a帽os previsto en el art. 44 ET, donde se ha consolidado una tendencia anunciada en pronunciamientos dictados con anterioridad en el 谩mbito del art. 42 ET.
Un cuarto bloque lo conforman aquellas que versan sobre la otra consecuencia esencial de la transmisi贸n, la subrogaci贸n del cesionario en las relaciones laborales del cedente, en particular, en los supuestos de sucesi贸n de contratas cuyo objeto se reduce, una materia donde tambi茅n se aprecian los efectos del asunto Somoza Hermo. En fin, el 煤ltimo bloque gira en torno a la relaci贸n transmisi贸n-concurso en orden a la determinaci贸n de la jurisdicci贸n competente para determinar si existe o no transmisi贸n y la soluci贸n de aspectos concretos relativos a la imputaci贸n de responsabilidades. Asimismo, esta lectura, al igual que sucede con otras materias, deja la sensaci贸n de que las instituciones laborales resultan cada vez m谩s complejas de entender, especialmente las afectadas por el Derecho Comunitario. En el caso de la transmisi贸n, las dudas se acrecientan por el m谩s que seguro distanciamiento norma-realidad normada, algo en lo que la reforma del 2001 pudo actuar y que, desgraciadamente, no aprovech贸. No obstante, seg煤n evidencian las 鈥渘ovedades jurisprudenciales鈥 analizadas, hay una serie de puntos cr铆ticos en los que se deber铆a incidir. De entrada, existe una cuesti贸n previa de gran relevancia que deber铆a abordarse y es la relativa a la determinaci贸n de qui茅n es el responsable solidario, una cuesti贸n en cuya interpretaci贸n deber铆a efectuarse un verdadero giro copernicano en las 煤ltimas interpretaciones y recuperar otras lecturas manejadas en el pasado. En este sentido, si bien se mira, el responsable 鈥渄irecto鈥 de las deudas contra铆das con los trabajadores afectados por la transmisi贸n deber铆a entenderse que es el cesionario; en eso consiste la subrogaci贸n en derechos y obligaciones (DE LA PUEBLA). La solidaridad, en realidad, se impondr铆a sobre el cedente, para asegurarse que no efect煤e una transmisi贸n hacia una empresa insolvente con el 煤nico fin de librarse de responsabilidades (ALT脡S). Asimismo, incluso, cabr铆a hablar de una 鈥渂idireccionalidad鈥, pues sobre el cesionario tambi茅n pesar铆a una responsabilidad solidaria, pero, en este caso, respecto las deudas pendientes con los trabajadores que vieron extinguidos sus contratos con anterioridad a la transmisi贸n (ALT脡S). Una segunda cuesti贸n por afrontar es la relativa a la propia naturaleza de la responsabilidad, aclarando si estamos ante una verdadera solidaridad, una solidaridad 鈥渋mpropia鈥 -como ha indicado el TS- o una fianza solidaria; y ello por la trascendencia que tiene, entre otras cosas, respecto del c贸mputo de los plazos, un tema que, por lo dem谩s, tambi茅n deber铆a ser abordado para marcar esa diferencia entre el plazo de ejercicio de las acciones y el plazo de exigibilidad de la responsabilidad. El tercer aspecto sobre el que merece la pena reflexionar afecta a la subrogaci贸n convencional. Las 煤ltimas orientaciones interpretativas que impiden en las contratas desmaterializadas imponer la subrogaci贸n con exclusi贸n de la solidaridad podr铆an suponer un 鈥渟erio obst谩culo鈥 o 鈥渟entencia de muerte鈥 para estas previsiones convencionales (DE LA PUEBLA). Ciertamente, la misma lectura se efectuaba del criterio de la asunci贸n de plantilla o de la doctrina sentada por la sentencia TEMCO y, a pesar de ello, las previsiones negociales que imponen la subrogaci贸n han seguido existiendo, lo que lleva a pensar que los agentes sociales perseveran en su 鈥渋ndulto鈥. La cuesti贸n es compleja por las implicaciones que este tipo de cl谩usulas pueden tener en t茅rminos de competencia entre las empresas. En todo caso, tal y como ha evolucionado la jurisprudencia interna y comunitaria, convendr铆a una expresa regulaci贸n en el art. 44 ET que delimitase el papel a desarrollar por la negociaci贸n colectiva. As铆, una vez el legislador ha previsto para los casos de transmisi贸n de empresa el mantenimiento de las relaciones laborales y la subrogaci贸n (por mandato comunitario), as铆 como la solidaridad (como decisi贸n libre y no obligatoria en la Directiva), el precepto podr铆a indicar que los convenios colectivos pueden fijar la obligaci贸n de subrogarse en aquellos casos en los que legalmente no sea obligatorio, as铆 como, si lo estiman conveniente, imponer en tales supuestos la responsabilidad solidaria, algo que ser铆a plenamente respetuoso con el Derecho Comunitario. En fin, por 煤ltimo, no est谩 de m谩s destacar el fracaso de las previsiones normativas en materia de transmisi贸n en el caso de empresas concursadas, pues tanto las previsiones como su interpretaci贸n no favorecen demasiado su objetivo, esto es, facilitar la posibilidad de reflotamiento de las empresas afectadas.

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, tu correo electr贸nico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para m谩s informaci贸n, revisa nuestra pol铆tica de privacidad, donde encontrar谩s m谩s informaci贸n sobre d贸nde, c贸mo y por qu茅 almacenamos tus datos.

Lee m谩s

Suscr铆bete a nuestro blog

y recibe en tu correo nuestras entradas

Tambi茅n en nuestro blog...

Jornadas y Congresos

Webinar “Tormenta de Reformas”

Impresi贸n 馃枿 PDF 馃搫 eBook 馃摫 Cuando nos encontramos a煤n estableciendo el sentido definitivo de varios de los aspectos problem谩ticos en la aplicaci贸n de la

Office table

Contacta
con nosotros

Licencia

El contenido de este blog se publica bajo una聽Reconocimiento-CompartirIgual 4.0聽. Esto significa que puedes reutilizar nuestros contenidos siempre que reconozcas la autor铆a, enlaces al blog original y no hagas un uso comercial sin autorizaci贸n previa, expresa y por escrito del autor.