Comparte este post

La reforma laboral de 2021 ha incidido de manera importante en el marco institucional de la negociaci贸n colectiva. Esta reforma establece un nuevo equilibrio entre las partes en el proceso negocial, comporta un mayor respeto a la autonom铆a negocial y dise帽a un nuevo modo de relacionarse los contenidos de los convenios con la norma estatal. Estos tres factores pueden reforzar el papel central de los convenios dentro de nuestro sistema de relaciones laborales.

1.- La concurrencia convencional en materia salarial

Se suprime la preferencia indisponible del convenio empresarial respecto de los sectoriales en lo que afecta a la cuant铆a de la retribuci贸n, aun cuando se mantiene la preferencia empresarial fijada con la reforma de 2012 para el resto de las materias. Con ello se evita que, aplic谩ndose el r茅gimen retributivo fijado por un convenio sectorial, 茅ste pueda alterarse a la baja por la celebraci贸n posterior de un convenio de empresa. Asimismo, por v铆a indirecta, se refuerza el objetivo de que las situaciones empresariales de dificultad sean atendidas a trav茅s de mecanismos de flexibilidad interna.

A partir de este cambio se encomienda a los propios negociadores en la c煤spide completar el dise帽o de la estructura de la negociaci贸n colectiva a trav茅s de los acuerdos interprofesionales y convenios colectivos. Con la nueva regulaci贸n en materia salarial no se establece una regla espec铆fica e imperativa de relaci贸n de concurrencia entre los convenios sectoriales y de empresa. Para esa concurrencia entre los dos 谩mbitos negociales b谩sicos lo que rige es exclusivamente una regla subsidiaria a efectos de cobertura de una posible laguna. Esa regla subsidiaria no es otra que la preferencia del convenio anterior en el tiempo, sea sectorial o de empresa, si bien se trata de una preferencia que s贸lo rige en tanto se mantenga la vigencia del m谩s antiguo, aparte de tratarse de una regla desfasada y que resulta poco eficiente. Por ello, va a ser clave como se implemente la reforma a trav茅s de reglas claras y consensuadas de concurrencia establecidas a trav茅s de los acuerdos interprofesionales.

2.- En particular en las contratas de obras y servicios

La regla de preferencia del convenio empresarial en materia salarial de la reforma de 2012 impact贸 sobre todo en las contratas, especialmente en las empresas multiservicios. Estas intentaban ofrecer a las empresas principales, antes que un mejor servicio, unos costes laborales m谩s reducidos. Frente a ello, la reforma intenta corregir las distorsiones que se ven铆an observando, ofreciendo una soluci贸n intermedia entre las aspiraciones sindicales y las expectativas empresariales. La nueva regulaci贸n es claro que afecta a todo tipo de contratas, sean o no de la propia actividad.

Primera regla: a la contrata se le aplica el convenio sectorial 鈥渄e la actividad desarrollada en la contrata鈥. En sentido negativo, se excluye el convenio de la empresa principal y el de la empresa contratista por raz贸n de su actividad. As铆, para las empresas multiservicios, que pueden tener una pluralidad de contratas, se rechaza utilizar como criterio el de la actividad mayoritaria de la contrata.

Segunda regla: alternativa y preferente, rige el convenio sectorial aplicable conforme a las reglas generales del t铆tulo tercero. Cabr铆an cuatro hip贸tesis: un acuerdo interprofesional que establezca una regla de concurrencia diferente; un convenio de 谩mbito funcional m谩s amplio que incluya el de la contrata; la celebraci贸n de un convenio para el conjunto de las empresas multiservicios; un convenio sectorial aplicable a la empresa principal que incluya dentro de su 谩mbito a los trabajadores de las contratas. En todo caso, ha de entenderse que cualquiera de estas hip贸tesis tiene que respetar el principio de correspondencia tal como es interpretado por la jurisprudencia.

Tercera regla: para el supuesto de que la empresa contratista tenga convenio propio se aplica 茅ste, si bien en los t茅rminos establecidos por la regulaci贸n general en materia de concurrencia convencional, en particular conforme a lo analizado en el apartado precedente.

Las reglas anteriores no rigen para las contratas con centros especiales de empleo, donde existe un convenio sectorial propio, lo que excluye la aplicaci贸n de las reglas generales de concurrencia, que se entienden tambi茅n de aplicaci贸n a estos supuestos.

Esta regla no altera ni deroga la particular establecida para las contratas en el marco de la contrataci贸n p煤blica, pues para 茅stas resulta de aplicaci贸n lo previsto en la Ley de Contratos del Sector P煤blico, que prevalece como normativa especial. Se observa algunas diferencias entre ambas regulaciones que, por tanto, perviven.

3.- La ultraactividad del convenio colectivo

Con la reforma se retorna al r茅gimen precedente de ultraactividad indefinida como regla subsidiaria. En todo caso, se trata de una regla subsidiaria que, en el contexto de nuestro sistema negocial, se convierte en la generalizada y probablemente s贸lo en casos muy excepcionales vendr谩 alterada por concretos convenios.

Se establece que, transcurrido un a帽o desde la denuncia del convenio sin que se haya acordado uno nuevo, las partes deber谩n someterse a la de mediaci贸n de los acuerdos interprofesionales. Se trata de una obligatoriedad con alcance pr谩ctico muy escaso, pues no altera lo ya existente. Asimismo, previo pacto expreso se puede desarrollar un arbitraje, aunque se trata de una previsi贸n irrelevante en t茅rminos t茅cnico-jur铆dicos por cuanto que ello ya era posible.

4.- Las remisiones a los contenidos de los convenios colectivos

Esta reforma refuerza el protagonismo de la negociaci贸n colectiva a trav茅s de un elevado n煤mero de remisiones al objeto de que los convenios puedan desarrollar su habitual labor de adaptaci贸n a las peculiaridades sectoriales y empresariales.

Eso s铆, por v铆a indirecta tambi茅n se percibe una restricci贸n de la intervenci贸n convencional. Se trata de restricciones derivadas de una voluntad del legislador de regular directamente una concreta materia, o bien porque la experiencia ha demostrado una falta de respuesta de la negociaci贸n colectiva o una actitud de mayor precariedad de las f贸rmulas negociales. Tal sucede con la regulaci贸n sobre el encadenamiento de contratos en el mismo puesto de trabajo asumido sucesivamente por diversos trabajadores; la nueva regla procede impl铆citamente a eliminar la remisi贸n a la negociaci贸n colectiva en esta materia. Lo mismo pasa con la nueva regulaci贸n del contrato de trabajo adscrito a obras, que sustituye al regulado por el convenio estatal a trav茅s del 鈥渇ijo de obra鈥, sin perjuicio de que siempre resulta posible que la negociaci贸n colectiva pueda desarrollar alg煤n papel de complemento; incluso se prev茅 una remisi贸n concreta.

En otras ocasiones, sin dejar de contemplarse una remisi贸n, se viene a establecer un r茅gimen m谩s limitativo. As铆 sucede con las cl谩usulas en los convenios en materia de jubilaci贸n obligatoria. El reforzamiento del fomento de la prolongaci贸n de la vida activa para retrasar el momento de acceso a la jubilaci贸n provoca este efecto restrictivo. En una l铆nea similar se encuentran las menores remisiones o de car谩cter menos permisivas a los convenios en materia de contrataci贸n temporal.

A pesar de todo el n煤mero de remisiones en la reforma es muy abundante, lo que muestra la trascendencia que se le otorga al convenio como instrumento de implementaci贸n de la regulaci贸n estatal, donde se prev茅n en torno a 20 remisiones. No est谩 de m谩s recordar que se debe evitar el equ铆voco de pensar que los convenios s贸lo pueden intervenir all铆 donde expresamente aparezca una expresa remisi贸n; la gen茅rica habilitaci贸n legal a que los convenios regulen cuantas materias estimen oportunas, dentro del respeto a las normas imperativas, da pie a una intensa y rica actuaci贸n negocial sucesiva, complementaria e innovativa.

Por 煤ltimo, indicar que a trav茅s de estas remisiones se produce por v铆a indirecta una intervenci贸n sobre estructura negocial y reglas de concurrencia. Podemos encontrar las siguientes variantes: remisi贸n indiferenciada a los convenios, sin precisa identificaci贸n de 谩mbitos; remisi贸n gen茅rica a los convenios sectoriales, con impl铆cita exclusi贸n de los empresariales; remisi贸n espec铆fica a los sectoriales estatales o auton贸micos y, en su defecto, a los sectoriales inferiores, tambi茅n con impl铆cita exclusi贸n de los empresariales; remisi贸n exclusiva al convenio sectorial estatal; remisi贸n a los sectoriales y, en su defecto, a los de 谩mbito empresarial.

Si el lector tiene inter茅s en este tema, puede consultar el trabajo completo publicado en la Revista labos.

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, tu correo electr贸nico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para m谩s informaci贸n, revisa nuestra pol铆tica de privacidad, donde encontrar谩s m谩s informaci贸n sobre d贸nde, c贸mo y por qu茅 almacenamos tus datos.

Lee m谩s

Suscr铆bete a nuestro blog

y recibe en tu correo nuestras entradas

Tambi茅n en nuestro blog...

Office table

Contacta
con nosotros