Medidas contra el coronavirus: el refuerzo de la protecci贸n por desempleo

Medidas contra el coronavirus: el refuerzo de la protecci贸n por desempleo

Comparte este post

En los 煤ltimos d铆as venimos dedicando nuestras entradas a la crisis social derivada de la emergencia sanitaria del coronavirus causante de la enfermedad COVID-19. Es otra forma de aportar nuestro granito de arena en esta lucha a la que estamos llamados todos. La profesora Arag贸n se centr贸 en esta entrada en las medidas establecidas en el RD 463/2020, de 14 de marzo por el que se declar贸 el estado de alarma. Hoy, me gustar铆a complementar sus reflexiones con una peque帽a valoraci贸n de las decisiones adoptadas en el 谩mbito de la protecci贸n por desempleo por el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto econ贸mico y social del COVID-19.
Lo primero que debe destacarse que este tipo de medidas re煤nen en s铆 mismas las dos finalidades  que el Real Decreto-Ley proclama en su t铆tulo. As铆, por una parte, no hay duda de su notable impacto social. Proveer una serie de ingresos mientras la persona no puede trabajar resulta clave para garantizar la cobertura de las necesidades b谩sicas de s铆 misma y de su familia. Es la m谩xima expresi贸n de lo que Beveridge denomin贸 “la lucha contra la necesidad”. Sin embargo, de otra parte, son tambi茅n un instrumento econ贸mico muy relevante. No debe olvidarse que la protecci贸n por desempleo es un estabilizador autom谩tico, esto es, contribuye a sostener la demanda agregada en momentos en los que, como el que atravesamos, por diversas vicisitudes 茅sta se hunde. Por consiguiente, con herramientas como 茅stas el Estado tambi茅n contribuye a paliar los efectos de la crisis econ贸mica derivada de la sanitaria.
Lavarse Las Manos, Jab贸n, Espuma, Salud
驴Cu谩les son las concretas medidas previstas en el mencionado Real Decreto-Ley? Pues la primera de ellas se refiere al colectivo de los trabajadores aut贸nomos, incluidos los socios trabajadores de las cooperativas de trabajo asociado (art. 17). Para ellos, se ha previsto una prestaci贸n extraordinaria por cese de actividad con car谩cter excepcional y vigencia limitada a un mes, a partir de la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, o hasta el 煤ltimo d铆a del mes en que finalice dicho estado de alarma, de prolongarse 茅ste durante m谩s de un mes. El hecho causante de esta prestaci贸n es que  sus actividades queden suspendidas, en virtud de lo previsto en el mencionado Real Decreto, o, en otro caso, cuando su facturaci贸n en el mes anterior al que se solicita la prestaci贸n se vea reducida, al menos, en un 75% en relaci贸n con el promedio de facturaci贸n del semestre anterior.
De los requisitos exigidos con car谩cter general (art. 330 LGSS), en esta prestaci贸n extraordinaria se requieren tres: a) estar afiliados y en alta, en la fecha de la declaraci贸n del estado de alarma; b) en el supuesto de que su actividad no se vea directamente suspendida en virtud de lo previsto en el Real Decreto 463/2020, acreditar la reducci贸n de su facturaci贸n en, al menos, un 75%, en relaci贸n con la efectuada en el semestre anterior; y c) hallarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social. Por consiguiente, esta prestaci贸n extraordinaria exonera el requisito de tener cubierto un m铆nimo de cotizaci贸n de al menos 12 meses y adapta la situaci贸n legal de cese de actividad a las particulares circunstancias que atravesamos.
Por lo que hace a la cuant铆a, es la misma que en la prestaci贸n ordinaria, esto es, el 70% a la base reguladora. De hecho, el RDL 8/2020 se remite expresamente al art. 339 LGSS. No obstante, como este precepto prev茅 que la base reguladora se calcule conforme al promedio de lo cotizado en los doce meses inmediatamente anteriores a causar el derecho, para cuando se no cubra ese per铆odo, la norma establece que se utilice la base m铆nima. Solo as铆 puede entenderse su tenor literal 芦cuando no se acredite el per铆odo m铆nimo de cotizaci贸n para tener derecho a la prestaci贸n, la cuant铆a de la prestaci贸n ser谩 equivalente al 70 por ciento de la base m铆nima de cotizaci贸n禄. Si no se exige per铆odo de cotizaci贸n m铆nimo, la referencia ha de entenderse necesariamente como doce meses. Sea como fuere, esto implica que en el peor de los casos el trabajador aut贸nomo recibir谩 661,80 euros al mes (0,7 x 944,40 euros al mes –RDL 28/2018-).
Adem谩s, debe tenerse en cuenta que, en este caso, se garantiza tambi茅n el llamado “derecho de reposici贸n, es decir, el tiempo de su percepci贸n se entender谩 como cotizado y no reducir谩 los per铆odos de prestaci贸n por cese de actividad a los que el beneficiario pueda tener derecho en el futuro.
Por lo que hace a los trabajadores por cuenta ajena, el RDL 8/2020 no le otorga la denominaci贸n de “prestaci贸n extraordinaria”, como en el caso anterior, aunque guarda bastante similitudes con aquella, lo que bien le hubiera podido justificar la misma denominaci贸n. Antes de abordarlas, conviene destacar que las principales medidas que se adoptan en este 谩mbito son dos. De una parte, reconocer el derecho a la prestaci贸n a aquellos que hayan visto suspendido su contrato o reducida su jornada ex art. 47 ET  aunque carezcan del per铆odo m铆nimo de ocupaci贸n cotizada. De otra, de nuevo, el derecho de reposici贸n, de tal suerte que no computa el tiempo en que se perciba la prestaci贸n por desempleo a los efectos de consumir los per铆odos m谩ximos de percepci贸n establecidos. Sobre esta base, resulta claro que aqu铆 se adopta la misma estrategia que en el cese de actividad: se elimina el requisito de carencia y se concede la reposici贸n. Adem谩s, en lo que hace a la cuant铆a, la regla es casi id茅ntica: la norma general (en este caso, los 煤ltimos 180 d铆as cotizados) o, en su defecto, aqu铆 se opta por el promedio del per铆odo inmediatamente anterior de que se trate. En el 谩mbito de las diferencias, para la prestaci贸n por desempleo no se establece una duraci贸n fija, sino que se hace depender del per铆odo de duraci贸n del contrato o reducci贸n de jornada. En la pr谩ctica, dada la vinculaci贸n de este per铆odo con el estado de alarma, es bastante probable que las duraciones de las prestaciones de los trabajadores por cuenta propia y ajena no difieran mucho.

En relaci贸n con esta prestaci贸n debe tenerse en cuenta que el RDL 9/2020 ha concretado los detalles del procedimiento para su reconocimiento. En concreto, su art. 3 establece que este se inicia mediante una solicitud colectiva que ha de presentar la empresa ante el SEPE, actuando en representaci贸n de las personas trabajadoras afectadas por la reducci贸n de jornada o suspensi贸n y, por consiguiente, futuras beneficiarias de la prestaci贸n. Adem谩s de la solicitud, la empresa ha de incluir de forma individualizada y por cada uno de los centros de trabajo la informaci贸n que figura en el apartado segundo del mismo precepto. Esta se refiere fundamentalmente a la empresa, salvo dos extremos: domicilio, n煤mero de identificaci贸n fiscal y c贸digo de cuenta de cotizaci贸n a la Seguridad Social al que figuren adscritos los trabajadores cuyas suspensiones o reducciones de jornada se soliciten; y, a los efectos de acreditar la representaci贸n de las personas trabajadoras, una declaraci贸n responsable en la que habr谩 de constar que se ha obtenido la autorizaci贸n de aquellas para su presentaci贸n.

En relaci贸n con esto, debe hacerse notar que los datos de car谩cter personal que se remiten al SEPE no requieren, conforme a lo dispuesto en el art. 6.1 c) Reglamento (UE) 2016/679, del consentimiento de la persona interesada, bastando la simple informaci贸n. En este sentido, puede aprovecharse el tr谩mite para solicitar la autorizaci贸n para actuar en su nombre para informar sobre la cesi贸n y la finalidad. De otra parte, t茅ngase en cuenta tambi茅n que, para una mayor agilidad, la norma habilita a que se presente una declaraci贸n responsable en la que conste que se ha obtenido autorizaci贸n, no la autorizaci贸n en s铆, que podr谩 recabarse por cualquier medio v谩lidamente admitido en Derecho (lo m谩s habitual ser谩 por escrito o electr贸nicamente).

Junto a lo anterior, la el RDL 9/2020 establece un plazo de cinco d铆as desde la solicitud de ERTE o desde la fecha en que la empresa notifique a la autoridad laboral su decisi贸n cuando se trate de causas econ贸micas, t茅cnicas, organizativas y de la producci贸n relacionadas con el COVID-19 (causas que, por cierto, este Real Decreto-Ley proh铆be como justificativas de la extinci贸n de los contratos -art. 2-). El mismo plazo se establece para las solicitudes presentadas con anterioridad a la entrada en vigor del Real Decreto-Ley, comput谩ndose a partir de entonces.

Al margen del procedimiento en s铆, el mencionado Real Decreto-Ley establece varias normas que lo complementan: en primer lugar, en su DA segunda se fija un r茅gimen sancionador particular para conductas indebidas realizadas en el marco de esta prestaci贸n. As铆, las solicitudes presentadas por la empresa que contuvieran falsedades o incorrecciones en los datos facilitados dar谩n lugar a las sanciones correspondientes (en funci贸n a la gravedad de la actuaci贸n -v茅ase art. 22 y ss. LISOS-). Ser谩 sancionable igualmente, conforme a lo previsto en dicha norma, la conducta de la empresa consistente en solicitar medidas, en relaci贸n al empleo que no resultaran necesarias o no tuvieran conexi贸n suficiente con la causa que las origina, siempre que den lugar a la generaci贸n o percepci贸n de prestaciones indebidas. Junto a estas sanciones, la norma obliga a la empresa a ingresar a la entidad gestora las cantidades percibidas por la persona trabajadora, deduci茅ndolas de los salarios dejados de percibir que hubieran correspondido, con el l铆mite de la suma de tales salarios. En segundo lugar, la DA tercera establece la fecha de efectos de la situaci贸n legal de desempleo, que en los supuestos de fuerza mayor ser谩 la fecha del hecho causante de la misma y en el resto de casos, la fecha de comunicaci贸n de la decisi贸n adoptada. Por 煤ltimo, y como ya se adelant贸, la DF primera permite la aplicaci贸n de las nuevas reglas a los ERTES iniciados con anterioridad a la entrada en vigor del RDL 9/2020.

La anterior medida no estar铆a completa si no se tuviera en cuenta que, durante la suspensi贸n del contrato o la reducci贸n de jornada, contin煤a la obligaci贸n de cotizar (art. 273.2 LGSS).  Esto implica que, a pesar de que no se presta el servicio, la empresa sigue soportando ese coste (aunque no otros, incluso mayores, como el salario). Para evitar este efecto, el RDL 8/2020 (art. 24) prev茅 una exoneraci贸n total de la aportaci贸n empresarial, incluidas las cuotas por conceptos de recaudaci贸n conjunta, siempre que tenga menos de 50 trabajadores; y del 75%, si supera ese umbral. Esta exoneraci贸n no tendr谩 efectos para la persona trabajadora, manteni茅ndose la consideraci贸n de dicho per铆odo como efectivamente cotizado a todos los efectos. Adem谩s, las contrapartidas est谩n limitadas, a diferencia de lo que ocurre con bonificaciones y reducciones, pues aunque se exige el mantenimiento del empleo durante al menos seis meses, no resulta de aplicaci贸n lo establecido en el art. 20 LGSS.
En suma, el paquete de medidas en materia de protecci贸n por desempleo contempladas en el RDL 8/2020 recuerda mucho al que se estableciera, al principio de la Gran Recesi贸n, la Ley 27/2009, aunque aqu铆 se va mucho m谩s all谩. Primero, por incluir el cese de actividad. La evoluci贸n que ha sufrido esta prestaci贸n en los 煤ltimos tiempos y la especial incidencia del estado de alerta en los aut贸nomos explican este cambio de postura. En segundo lugar, porque no solamente se garantiza la reposici贸n, sino que se facilita el acceso. En tercer lugar, porque se crean dos aut茅nticas prestaciones extraordinarias, que van m谩s all谩 de una adaptaci贸n de las previstas en nuestra legislaci贸n, por m谩s que 茅stas le sirvan de base. Por 煤ltimo, porque la exoneraci贸n cotizaciones es un mecanismo m谩s 谩gil que el de las bonificaciones. 
Vemos, por tanto, en el 谩mbito de la protecci贸n por desempleo, un conjunto de medidas ambicioso en el que se asume la m谩xima de que el impacto econ贸mico y social ser谩 intenso pero corto en el tiempo. El objetivo fundamental es ayudar a superar la crisis evitando da帽os en el tejido productivo y para ello se otorga la m谩xima protecci贸n y las mayores facilidades. Se trata de una estrategia coherente y acertada, por m谩s que no podamos dejar de pensar, estando tan cerca la 煤ltima crisis, en qu茅 pasar谩 si las dificultades se prolongan m谩s de all谩 de lo previsto.

NOTA: en azul los cambios introducidos con ocasi贸n de la aprobaci贸n del RDL. 9/2020.

驴Qu茅 opinas? 隆Deja tus comentarios!

Este es un blog para la difusi贸n de resultados de investigaci贸n y el an谩lisis jur铆dico de car谩cter general. Por ello, no se publicar谩n consultas particulares, que requieren la asistencia de un profesional que analice su caso concreto.

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, tu correo electr贸nico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para m谩s informaci贸n, revisa nuestra pol铆tica de privacidad, donde encontrar谩s m谩s informaci贸n sobre d贸nde, c贸mo y por qu茅 almacenamos tus datos.

Lee m谩s

Suscr铆bete a nuestro blog

y recibe en tu correo nuestras entradas

Tambi茅n en nuestro blog...

Office table

Contacta
con nosotros

Licencia

El contenido de este blog se publica bajo una聽Reconocimiento-CompartirIgual 4.0聽. Esto significa que puedes reutilizar nuestros contenidos siempre que reconozcas la autor铆a, enlaces al blog original y no hagas un uso comercial sin autorizaci贸n previa, expresa y por escrito del autor.